Fin de semana en AGUA SELVA

Lo que viví en un fin de semana en AGUA SELVA

Por Carlos Ferrer

En un fin de semana en AGUA SELVA descubrimos el fantástico Eco Parque Agua Selva, uno de los rincones mas bellos y extremos de Tabasco. Es una zona de selva tropical alta donde abundan cascadas y vegetación, además de su grandeza prehispánica Zoque y su ubicación geográfica. Se encuentra ubicado en el pueblo de Malpasito, Tabasco a 1 km de la autopista que se dirige a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Justo en las faldas de la cordillera que separa los estados de Veracruz, Chiapas y Tabasco. A 7 km de Malpasito se encuentra el cerro del mono pelón , donde esta el punto exacto de las 3 fronteras.

Camino a Malpasito

Justo antes de llegar a la caseta te desvías a Malpasito, un pueblo con alrededor de 300 habitantes, de pronto llegas a una encrucijada donde hay dos caminos, uno que te lleva al eco-parque y otro que te lleva a la cabaña, al llegar a la cabaña se siente un ambiente selvático, con un clima muy agradable y un arroyo que abraza a la misma.

Cabaña en Malpasito

La cabaña se encuentra dentro del pueblo, a lado vive Doña Irene, una carismática señora que los sorprenderá con su sazón y su café por las mañanas. Todo a precios muy accesibles, en general todos los habitantes son muy amables y cálidos, . El arroyo es mágico, y se encuentra a unos 20 metros de la puerta de la cabaña, el agua es cristalina y la arena suave con lajas de lutita, ¡es como tener un arroyo privado en tu jardín!

Arroyo

Después de acomodarnos en la cabaña, la cual esta decorada con una mezcla de maderas recicladas y maderas autóctonas, nos dirigimos hacía el parque, el cual se encuentra a unos 15 minutos caminando, al llegar te encuentras con Don Guillermo, quien te da las indicación del trekking y algunas recomendaciones. El lugar es alucinante, nos adentramos en una caminata llena de cascadas y vegetación en la selva por 30 minutos a las orillas del arroyo, viendo majestuosas caídas de agua y rocas gigantescas hasta llegar a una gran caída de agua, con una gran piso liso de lutitas y carbonatos muy bello, sigues caminando con el agua hasta las rodillas, hasta llegar a “las pavitas” dos cascadas separadas por unos 10 metros aproximadamente, que forman un paisaje inolvidable, además de formar una gran piscina natural en tiempos de lluvia donde nos bañamos y tiramos clavados a los pies de la cascada!

Las pavitas

Pasamos un rato muy relajante y divertido en “Las pavitas” y volvimos a la cabaña, donde disfrutamos de una deliciosa mojarra que compramos con Doña Irene, ¡Delicioso! Y por menos de $70 por persona, nos fuimos a descansar y a bañarnos en el arroyo y pasamos una noche inolvidable en la acogedora cabaña.

Amigos

A la mañana desayunamos nuevamente con doña Irene y nos encaminamos al sitio arqueológico de Malpasito, donde se encuentran los antiguos palacios de la cultura Zoque, la cual tiene un paisaje muy bello, y se pueden hacer muy buenas fotografías. Volvimos a la cabaña a descansar y comer.

Terraza principal

Finalmente nos despedimos de Malpasito, fue una experiencia inolvidable, la atmósfera del lugar y la desconexión que se tiene al llegar a Agua Selva es una sensación muy gratificante. Las cascadas, las ruinas, la cabaña, el pueblito y su gente, hacen querer volver siempre, pues Agua Selva es mas que sus mas de 150 cascadas en el recorrido completo y sus ruinas prehispánicas Zoques, Agua Selva es toda una experiencia de desconexión de la ciudad y la rutina, y una conexión a la naturaleza y el México mágico.

 

Leave a Reply